Claves para cuidar y disfrutar de un todoterreno

Tener la posibilidad de comprar un vehículo de ocasión como el Jeep Renegade 2016 es la perfecta oportunidad de disfrutar de las ventajas y comodidades que supone adquirir un todoterreno a precio más que competitivo, pero entendemos que el estar ante una de las máquinas más potentes y versátiles del mercado, crea nuestras dudas. Por ello, os presentamos en clave de guía los cuidados y las opciones que un 4X4 necesita para sacarle el máximo rendimiento.

Imagen: auto88.com

 

Revisiones cada 10.000 kilómetros

Los todoterreno son pura versatilidad, pero el hecho de servir y rodar en cualquier circunstancia y en cualquier terreno, puede producirles ciertos desgastes que requieren de cierto mantenimiento, no mucho más del recomendable para un coche utilitario, pero sí que se tenga foco en componentes como la transmisión, con especial énfasis en que cardanes y crucetas permanezcan perfectamente lubricadas.

Por otra parte, los inyectores de combustible y sobre todo el cuidado de la manguera que une el filtro de aire con el motor (que permanezca con la suficiente dureza) son dos elementos cuya revisión permitirá un mejor funcionamiento de la conducción turbo que tan característica resulta en los modelos todoterreno.

 

Componentes a los que mimar en cada travesía

Si somos de los que nos hemos inclinado por un modelo todoterreno no sólo por su elegancia y sus atractivos componentes de serie, sino para su uso como 4×4, debemos cuidar que antes y después de cada travesía donde hayamos obtenido lo mejor de él, los siguientes componentes no hayan sufrido daños o se mantengan en buen estado:

 

  • Engrasado del motor
  • Cambio de lubricantes
  • Cambio de filtros de aire
  • Cambio de combustible
  • Presión correcta del turbocompresor
  • Estado del sistema de frenos
  • Estado de los extremos de dirección

 

Todos estos componentes son los que “más sufren” o los que de cuyo estado dependerá un mejor rendimiento. Es por ello por lo que una ojeada previa y después del trayecto lo agradecerá el todoterreno para mantenerse como nuevo.

 

No sólo para ciudad

Un modelo todoterreno, pese a sus elegantes formas que lo puedan asemejar o lo engloben dentro de la gama crossover, no deja de ser un monstruo de la carretera que te pide kilómetros y kilómetros de travesías y desniveles.

Por ello, si nos decidimos por tan excelente modelo de vehículo, debemos asegurarnos que su uso va a requerir trazados complicados para un utilitario que nos permita de esta forma sacar el máximo provecho a funcionalidades como la turbo antes mencionada.

 

Atención al consumo de combustible (pero sin que te condicione)

Los todoterrenos tienen fama de un alto consumo de gasolina, lo cual no es del todo cierto.

En un uso sacando partido a sus numerosas funcionalidades, puede llegar a máximos de 6,9 litros por cada 100 kilómetros de media, que descienden hasta los 4,4 litros en el caso de un uso moderado o mediante conducción eficiente.

Teniendo en cuenta que la media de consumo de todo el parque de vehículos español se sitúa en los 4,8 litros, y que un modelo utilitario GTI (que fácilmente podemos ver en las calles) tiene una media de consumo de 7 litros, podemos determinar que el consumo de un todoterreno medio no dista mucho más que de cualquier otro coche.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.