Un vestidor de ensueño en pocos pasos

Si eres un amante de la ropa y te gusta tener todo perfectamente ordenado, necesitas contar con un vestidor en tu dormitorio, ya que será lo más parecido a ver cumplido un sueño. Te permitirá disfrutar de un mayor espacio para almacenar todas tus prendas y complementos, por lo que te garantizamos que te encantará. Si quieres saber más, a continuación la ayuda de la empresa de cajones y guías Plastimodul te vamos a dar las claves para disfrutar de un vestidor de ensueño en poco pasos. ¡No te las pierdas!

Disposición

Lo primero que debes tener en cuenta a la hora de llevar a cabo tu vestidor, es la disposición que tendrá, ya que en función de ella podrás distribuir el espacio con una mayor o menor comodidad.

Deberás escoger entre un vestidor simple, compuesto por una sola pared, por un vestidor en forma de L o en forma de U, que se muestran como las mejores opciones para aprovechar al máximo el espacio disponible, o un vestidor enfrentado, o lo que es lo mismo, un vestidos compuesto por una serie de armarios que se oponen unos a otros.

¿Abierto o cerrado?

Una vez tengas clara la disposición de tu vestidor, ahora tendrás que decidir si quieres un vestidor abierto o cerrado. Todo dependerá de la idea que tengas pensada y del uso que quieras darle.

Los vestidores abiertos te ofrecen la oportunidad de observar toda tu ropa de un solo vistazo. La sensación será más atractiva, y en el caso de los espacios, se muestra una mejor opción, ya que al no tener puertas permite aprovecharlo con una mayor efectividad. El único inconveniente que vemos, es que al estar abierto la ropa puede llenarse de polvo con una mayor facilidad.

Por otro lado, los cerrados destacan porque guardan la ropa en mejor condiciones, manteniéndola aislada del exterior. También al ser cerrados te ofrecen la oportunidad de decorarlo y adaptarlo a tus gustos.

Organización interna

Lo siguiente será decidir la organización interna. Normalmente se utilizan baldas, cajones o barras, y todo dependerá del uso que tengas pensado darle, así como de tu estilo y de tus gustos.

Mientras que los cajones se muestran como la opción más útil, también hay que destacar a las barras, que son totalmente imprescindibles, y algo parecido ocurre con las baldas, que nos ofrecen una mayor capacidad y organización.

El espejo

Y por último aparece el espejo, y es que a todo vestidor que se precie no le puede faltar un espejo que te ofrezca la oportunidad de mirarte antes de salir de casa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.