EJERCICIO PARA MAYORES

Caminar es el mejor ejercicio que pueden hacer las personas mayores ya que se trata de una actividad esencial para la buena salud y es uno de los movimientos más básicos y menos peligrosos a partir de edades más avanzadas.

Existen cada vez mayor número de estudios y evidencias científicas que demuestran que caminar tiene numerosos beneficios para la salud de las personas. Caminar a paso ligero se trata de una actividad física sencilla que debe reemplazar, en la medida de lo posible, a las actividades sedentarias a las que las personas mayores se van acomodando con el paso del tiempo.

En general, todas las personas, mayores y jóvenes, deberíamos ser menos sedentarios y tener en cuenta que la edad no debería ser una excusa para no hacer ejercicio de manera regular.

Cuando decimos de manera regular, deberíamos considerar al menos realizar algún tipo de ejercicio físico 4 veces por semana.

Si bien es cierto, que las personas mayores no deben hacer excesos en la realización de actividades físicas, parta evitar lesiones, caídas, posibles roturas, … si es 100% recomendable que tengan unos buenos hábitos de caminar.

El ejercicio si se realiza de forma rutinaria puede prevenir o al menos demorar la aparición de ciertas enfermedades como pueden ser la diabetes y algunos problemas cardíacos. También realizar ejercicio regularmente ayuda a reducir el dolor de algunas enfermedades como la artritis, disminuir la ansiedad e incluso cuadros de depresión. Y lo que es más importante, puede hacer que las personas mayores sean más independientes ya que al realizar ejercicio físico regularmente se sienten más en formar y fortalecen la masa muscular.

 

TIPOS DE EJERCICIOS RECOMENDADOS

Existen varios tipos de ejercicios que recomendamos para las personas mayores y que deben realizarse habitualmente para logar un buen estado de salud. Estas actividades son caminar, nadar, andar en bicicleta, realizar ejercicios de estiramientos, realizar ejercicios de equilibrio paras evitar caídas, … Si además, realizamos estas actividades al aire libre, además de mejorar la oxigenación de nuestro cuerpo, el ejercicio nos ayuda a relajarnos. Podríamos decir que “MOVERSE ES CUIDARSE” y dado que la salud es el bien más preciado que tenemos las personas realizar ejercicio a diario es esencial para disfrutar de una buena salud física, psíquica y social.

Podemos terminar diciendo que al movernos, nuestro organismo produce endorfinas, que son unas sustancias que han sido llamadas también “drogas de la felicidad” y esto es debido a que producen sensaciones placenteras o de bienestar y esto es esencial para no envejecer o al menos para no retrasar el envejecimiento de nuestro cuerpo.

Pero para no cometer excesos, lo mejor para controlar que el ejercicio que realizamos es adecuado a nuestra edad y condición física, debemos hacer uso de un pulsómetro o una pulsera de actividad que es más sencilla de usar.

Las pulseras de actividad, pueden indicarnos mediante un manejo muy sencillo, la cantidad de pasos caminados, la distancia recorrida, las pulsaciones en cada momento o las calorías consumidas. Estos datos, son básicos para ver los avances realizados, establecer sencillos objetivos y motivarnos para las siguientes jornadas de entrenamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.