6 Trucos para el Cabello

Da forma al cabello con la sal y el agua

 

Aplica espuma con el pelo húmedo, desde la raíz a las puntas, y sécate el pelo con el secador. Una vez que hayas secado el pelo, vaporízalo con agua y un poquito de sal. Después, divide el pelo en varios mechones y con tus dedos créate ondas en los mechones en los que has dividido el pelo anteriormente, esas ondas quedarán suaves. Y para terminar, puedes aplicarte laca para que el resultado sea más duradero.

 

¿Puedo realizarme ondas si tengo el pelo seco?

 

Sí, con el pelo seco puedes realizar ondas en tu cabello, para ello, debes aplicar espuma con el cabello seco, divídelo en mechones y haz sortijas en cada mechón, y sujétalos con pinzas. Una vez realizado esto, sécate el pelo y puedes pulverizar un poco de laca antes de quitarte las pinzas, y para terminar, quítate las pinzas hasta que quede todo el cabello suelto, si quieres para que el peinado te dure más, vuelve a pulverizar tu cabello con laca.

 

Un toque de locura con los moñitos despeinados para proporcionarle forma a tu cabello

Para crear ondas en tu pelo y queden muy deshechas e informales, puedes conseguirlo haciéndote varios moñitos despeinados con el pelo seco, sujetándolos con unas gomitas y dejándotelos durante más de una hora. Pasado este tiempo, suéltate el cabello y alborótalo con los dedos. Para que se fije más puedes aplicarte laca con los moñitos hechos.

 

Relaja tu pelo

 

Al igual que la falta de descanso se refleja en la cara, en el rendimiento,… también afecta al cabello, la piel,… por eso, si te encuentras mal, tu pelo no estará como debería.

Si tu pelo ha perdido brillo, se rompe a menudo y notas que se te cae con más frecuencia, puede ser que no descanses las horas necesarias para tu organismo, ya que por la noche es cuando las células de nuestro organismo se regeneran, por ello, debes dormir al menos ocho horas diarias, para tener una buena reparación general. Tu alimentación debe ser equilibrada, incluye en tu dieta alimentos que aporten vitaminas y minerales, como las frutas y las verduras.

 

Productos que siempre debes tener a mano

La espuma de peinado, es un producto muy útil que no debe faltar en tu tocador. Aplica la espuma con el cabello húmedo, y con una cantidad aproximada a una bola de golf. Las espumas para el cabello definen las ondas propias de tu cabello conservando su humedad.

 

Rulos para una emergencia

Los rulos calientes son una buena opción para peinarte para esa noche especial sin necesidad de estar mucho tiempo delante del espejo. Puedes enrollarlos en tu cabello por secciones o si lo prefieres colócalos sólo en las puntas. Deja que el calor de los rulos haga su efecto mientras tú te maquillas, al terminar, quítate los rulos y moldea con tus manos el peinado de la forma que más desees.

 

Peinado exprés

Si tienes muy poco tiempo para arreglarte puedes realizarte un recogido ya que este peinado es una de las soluciones más prácticas y estéticas para cualquier ocasión. Peina tu pelo hacia atrás y recógelo con una gomilla del color de tu pelo, después aplícate un poco de laca para asegurar que todo que de en su lugar. Los broches que contienen pedrería son una buena elección muy de moda para este tipo de peinados.

Puedes mejorar tu cuerpo con un simple corte de pelo

El corte de pelo es una táctica que, además de resaltar los rasgos del rostro, equilibra también la figura. Para las personas que tengan las caderas anchas y los hombros estrechos, los cortes que no lleguen más arriba de los hombros, son la mejor opción. Este tipo de corte son los más favorecedores porque crean una ilusión visual que equilibra las proporciones superiores e inferiores del cuerpo.

 

Aporta a tu cabello fino proteínas

 

El cabello fino necesita un cuidado especial, ya que tiende a romperse con facilidad. Para ello, puedes aplicar keratina para darle más resistencia al cabello, ya que la queratina reviste la cutícula formando una película protectora frente a los agentes externos.

 

Aplica mascarilla a tu pelo contra el frío

 

El viento, el frío y la humedad pueden estropear tu cabello durante el invierno, por eso te recomendamos que una vez por semana hidrates tu cabello con alguna mascarilla a base de aceites esenciales.

Puedes hacer este tipo de mascarilla tú misma, es muy fácil.

Para ello, debes mezclar 70 gramos de aceite de oliva virgen con una cucharada y media de azúcar moreno. Una vez mezclado, agrega poco a poco media cucharada de extracto de vainilla y remueve los ingredientes hasta que consigas formar una mezcla homogénea. Utiliza la yema de los dedos para aplicarte la mascarilla en tu pelo. Antes de aplicarte la mascarilla, el pelo debe estar recién lavado. Aplícate la mascarilla y masajea desde la raíz a las puntas. Después, envuelve tu melena dentro de un gorro de ducha y mantenlo así durante unos treinta minutos. Pasado este tiempo, enjuaga muy bien tu cabello con abundante agua tibia, y si es posible, termina el enjuague con agua fría, eso cerrará la cutícula y aportará brillo al cabello. Y ya puedes secar tu cabello y peinarlo de forma natural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *